Consiste en la acumulación de mucosidad en oído medio. Habitualmente se detecta por pérdida de audición u otitis de repetición, aunque en muchas ocasiones no provoca síntomas, siendo un hallazgo en la consulta de pediatría.

Para más info pulsa aquí

Las vegetaciones (hipertrofia amigdalar) es una patología típica del niño en la que se produce una obstrucción de la respiración nasal por aumento de tamaño de las “adenoides”. En estos casos el tratamiento es quirúrgico.

La hipertofia de amigdalas es típica de niños, supone un aumento de tamaño de las amígdalas palatinas. En caso de que no exista repercusión clínica no es necesario ningún tipo de actuación médica. Pero en casos que alteren el descanso nocturno o la deglución se puede indicar una cirugía en la que se proceda a la retirada de la amígdala o a una reducción dela misma.

En los casos en los que el paciente presenta paradas de respiración durante el sueño de forma persistente, con la consiguiente falta de descanso y repercusión que esto conlleva. Se recomienda cirugía como mejor opción, ya que en la mayoría de los niños esta patología se debe a una hipertrofia ( aumento de tamaño) de las vegetaciones ( amígdala faringe) y/o de las amígdalas.

En casos donde estas infecciones son repetitivas, a pesar de realizar un tratamiento adecuado se pueden plantear 2 tipos de tratamientos: la vacuna bacteriana sublibgual o la cirugía mediante amigdalectomía SINDROME DE Siempre es necesario descartar que el paciente padezca un sindrome de PFAPA, que se trata de un cuadro con episodios de fiebre recurrente que se acompaña amigdalitis “con placas” y adenopatías.

El diagnóstico es clínico, ya que responden al tratamiento con glucocorticoides en 24-48h, sin precisar tima de antibióticos. En los casos donde es persistente la cirugía es la mejor opción, con una tasa de curación superior al 95%.

La principal causa de “ronquera” en niños es un mal hábito vocal ( gritos, esfuerzos vocales…). En estos casos se suele producir la aparición de nódulos vocales que requieren de una fibrolaringoscopia para su diagnóstico. En niños el tratamiento es foniátrico a partir de los 5 años de edad.

El frenillo lingual corto suele producir rotacismo (imposibilidad de pronunciar la “R”) y en casos excepcionales favorecer problemas deglutorios. Siendo la cirugía el tratamiento recomendado.

El frenillo labial está relacionado con alteraciones en la dentición de los incisivos superiores.

Son muy frecuentes en la edad pediátrica, no requiriendo de forma habitual ningún tipo de actuación, pero precisan ser evaluadas por el otorrinolaringólogo para descartar patologías que puedan requerir cirugía.

Deben ser valoradas en consulta para realizar una exploración completa de las fosas nasales y en ocasiones instaurar tratamientos médicos, incluido taponamientos o cauterización de tabique nasal mediante cauterizacion con nitrato de plata.

Los cuerpos extraños son casos frecuentes en la edad pediatrica, debido a que se introducen objetos (cuerpos extraños) en la nariz, el oído o la garganta (por ejemplo espinas). Precisando en todos estos casos una actuación por parte del otorrinolaringologo (en ocasiones puede ser necesario una anestesia general para su extracción)

GALERÍA DE IMÁGENES

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar