¿QUÉ ES?

Consiste en la acumulación de mucosidad en oído medio. Habitualmente se detecta por pérdida de audición u otitis de repetición, aunque en muchas ocasiones no provoca síntomas, siendo un hallazgo en la consulta de pediatría.

¿QUÉ LO PRODUCE?

Habitualmente es provocada por:

  • Disfunción tubárica (la trompa de Eustaquio no funciona correctamente y produce un déficit de ventilación del oído medio).
  • Hipertrofia adenoidea (vegetaciones) que obstruyen la trompa
  • Otras: fisura velopalatina, sd. Down…

¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE?

  • Pérdida de audición y problemas en la comunicación
  • Alteraciones en la membrana timpánica y los huesecillos
  • Aumenta riesgo de otitis de repetición
  • Complicaciones: otitis crónica, perforación timpánica, rotura de huesecillos…

¿QUÉ FACTORES LA FAVORECEN?

  • La succión (chupete, biberón…)
  • El tabaquismo en el hogar
  • La asistencia a guardería

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

  • Otoscopia (microscopio)
  • Timpanometría (prueba indolora que mide la movilidad del tímpano)
  • Audiometría (en niños menores de 6 años, mediante el juego)

¿PUEDE MEJORAR?

En verano suele mejorar espontáneamente. Con la edad se produce una maduración de la trompa y una mejor respiración nasal que favorecen la desaparición del cuadro.

¿QUÉ TRATAMIENTO TIENE?

1.- MÉDICO:

  • Conseguir una buena respiración nasal: lavados nasales salinos, corticoides nasales (descartando que padezca “vegetaciones”)…

Tratamiento de los cuadros catarrales e hidratación abundante

  • En caso de alergias: antihistamínicos orales
  • En la actualidad ninguna guía clínica aconseja tratamiento médico para esta patología, al no existir evidencia de su eficacia: los corticoides orales mantenidos presentan numerosos efectos adversos, los antihistamínicos (en caso de no existir una alergia) pueden espesar la mucosidad y los tratamientos con antibióticos en ciclos de meses de duración no se han mostrado eficaces, favorecen la aparición de cepas resistentes, infecciones por hongos y disminuyen su eficacia en caso de infecciones agudas.

2.- QUIRÚRGICO:

Se indica si persiste el diagnóstico durante 3-6 meses sin mejoría, hay hipoacusia (pérdida auditiva)  mantenida u otitis de repetición

¿EN QUÉ CONSISTE LA CIRUGÍA?

Se realiza con anestesia general. Tras una incisión en el tímpano, se aspira la mucosidad y se coloca una prótesis (tubo/drenaje) en forma de diábolo.

El tubo permite la entrada de aire en el oído, ventilándolo y evitando la formación de moco. Además al permanecer puesto alrededor de un año, permite dar tiempo a la corrección espontánea de los trastornos madurativos de la trompa de Eustaquio

¿CÓMO ES EL POSTOPERATORIO?

Habitualmente el paciente no requiere ingreso y es dado de alta a las pocas horas. No suele precisar tratamiento médico, aunque en ocasiones se pueden prescribir gotas óticas. No suelen ocurrir complicaciones.

Es aconsejable evitar entrada de agua en oídos hasta la caída de los tubos, teniendo especial cuidado con la ducha y el sumergir la cabeza bajo agua, para ello se recomienda el uso de tapones óticos y, en ocasiones, felpas o gorros de neopreno. No se contraindica el baño en piscinas o playa, ni la natación.

En caso de otorrea (supuración de oído) sin fiebre ni dolor intenso se recomienda tratamiento con CETRAXAL PLUS® gotas óticas: 3-4 cada 8h durante 3 a 7 días, siendo alternativas el OTIX, SYNALAR OTICO… con la misma posología.

¿QUE TAPONES UTILIZO?

No es imprescindible el uso de tapones, aunque si es recomendable para disminuir riesgo de entrada de agua en oido medio. Aconsejamos por comodidad y efectividad tapones de silicona a medida (se realizan en ortopedias y casa de audioprotesis por ej: Amplifón). Como alternativa siempre es mejor uso de tapones de silicona a los moldeables

¿QUÉ REVISIONES PRECISA?

Se realiza una revisión a las 2 semanas y posteriormente cada 2-4 meses.

¿EL TUBO/DRENAJE SE CAE?

Sí. Es normal que el tubo permanezca de 4 a 18 meses insertado en tímpano hasta su caída espontánea (puede caerse sólo o envuelto en cerumen, siendo frecuente su retirada en consulta una vez desprendido)

¿PUEDE REAPARECER LA OTITIS SEROMUCOSA?

Sí. Para ello se realizarán controles periódicos. En ocasiones es necesario realizar nuevas cirugías. Ya que tras la caída del tubo de ventilación el oído vuelve a ventilarse exclusivamente por la trompa de Eustaquio y si esta aún presenta una difunción se puede generar una nueva otitis seromucosa.

GALERÍA DE IMÁGENES

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar